Durante cuatro días Ovalle se convirtió en la capital cinematográfica con la exhibición de cortometrajes y largometrajes nacionales.